sábado, 17 de febrero de 2018

Hasta que el tiempo vuelva

Carlos Doñamayor Hernández: “Hasta que el tiempo vuelva”. Aache Ediciones. Colección Poemarios de Doña Cadima, nº 11. Guadalajara, 2018. 118 páginas. ISBN 978-84-17022-43-3. P.V.P: 12 €.


Una nueva entrega de Doñamayor, tras el éxito de “El eco trascendido” en 2017. Un nuevo paso en el camino del análisis introspectivo sobre el ser humano, sobre el paso del tiempo y sobre la fuerza que el paso de los días, de la vitalidad, y de los recuerdos, imprimen y modulan la piedra de la existencia.

En el marco de una poesía elegante e intimista, pero con fácil acceso desde el lector a las intenciones del autor, este nuevo libro de Doñamayor realza la calidad literaria de quien lleva una vida entera madurando miradas, y calculando la forma –escrita, dicha, soñada- de dejarlas en reposo.

La poesía de Doñamayor refleja con melancolía generosa, no exenta de intensa crudeza, lo que le conmueve y le obliga a la reflexión. Escribe sobre lo que se busca, con una necesidad perentoria de comprender, en un formato tan tierno como desgarrado. Al leer, o escuchar ,sus versos resulta fácil participar de sus emociones y de sus reflexiones por lo que significa vivir y tratar de entenderl la vida.

Sin duda que es este un libro de profundas raíces metafísicas, de verso breve, sonoro y medido, espléndido de contenido, repleto de perspectivas precisas y acertadas. Es una obra de poesía madura, que emociona, que atrapa pero, sobre todo, que hace pensar, y cuya lectura no dejará indiferente a nadie.

En las páginas de esta oferta literaria, que bajo el título de “Hasta que eltiempo vuelva” nos brinda el autor madrileño, constatamos que la felicidad entrevista y el dolor amasado caminan inseparables de la humana existencia. Ese valor tan humano, dicho a sorbos, a pinceladas, a breves andanadas, cuaja con facilidad en el ánimo del lector que está dispuesto a recibir impresiones y compararlas con las suyas. Como todo buen libro, este nos proporciona la oportunidad de hacernos mayores, de crecer y madurar, de ser más sabios, sí, y también más libres.


martes, 30 de enero de 2018

Anécdotas y curiosidades de Tomellosa

Abascal Colmenero, Juan Manuel: “Tomellosa. Curiosidades históricas”. Aache Ediciones. Colección “Tierra de Guadalajara” nº 102. 224 páginas, 91 ilustraciones. Tamaño 13,5 x 21 cms. ISBN 978-84-17022-46-4. P.V.P.: 18 €.

Segunda entrega del autor sobre su pueblo natal, Tomellosa, en el valle del Tajuña. Si la primera (“Tomellosa a la luz de su archivo”) publicada en 2005 fue entretenida y reveladora, esta es –nos atrevemos a decir- aún más interesante, porque lejos de tratar temas de siglos antiguos, lejanos a nuestros intereses y curiosidades actuales, se centra en la vida en el pueblo durante el siglo XX. Y de ahí surgen medio centenar de temas, constituidos en capítulos, que no dejarán indiferente a ningún lector. Porque narrados con un lenguaje llano y directo, con apuntes y datos sacados de los más directos orígenes (libros de actas, periódicos, recuerdos vivos de los vecinos…) nos aproximan a la realidad de Tomellosa (y, por extensión, de cualquier pueblo de la Alcarria) durante este siglo que hemos dejado atrás.
Son tan variados los temas que trata Abascal en esta obra (profusamente ilustrada con imágenes del pueblo, de su patrimonio artístico, de sus edificios, calles, campos y acontecimientos) que parece no tener fin nunca. Algunos de ellos, podrán dar idea de la generalidad de la obra: trata de la Farmacia que hacia 1917 existía en el pueblo, así como de los temas médicos, asistencias profesionales, enfermedades, modos de curarlas, etc. en la época. Un personaje al que trata ampliamente el autor es “Don Faustino” porque así se le conoció en Tomellosa durante toda su vida. Don Faustino (Abascal García) resulta ser el padre del autor. Alcanzó una vida larga y prolífica, pues murió a los 98 años. Y fue –fundamentalmente, como profesión- veterinario del pueblo. Pero en realidad fue el alma de la localidad durante muchas décadas, pues además de su actividad comunitaria en cargos concejiles, se dedicó a la agricultura, a los montes, a la enseñanza, y a la promoción de los adelantos en el pueblo.
Otros muchos nombres aparecen en este libro. Así por ejemplo el de don Felipe Martínez Colmenero, que llegó a comprar en 1896 el monte de propios denominado “El Rebollar” por el que pagó al Concejo la cantidad de 2.055 pesetas. O el de Felipe Expósito León, soldado heroico en Africa. Además trata temas sobre calles del pueblo, sus nombres, sus orígenes; sobre el edificio del Ayuntamiento, que alcanzó a ser calificado de Bien de Interés Cultural regional, y luego recibió una reforma completa; sobre la sanidad en el pueblo, sobre la vivienda rural, sus usos, sus materiales, la construcción, los molinos, los candiles…

No es lugar este para enumerar todos los temas que trata el autor. Pero sí debe decirse que este “Tomellosa. Curiosidades históricas” es un verdadero ejemplo a seguir por otros pueblos y por otros escritores que aman y respetan sus orígenes, y en ellos encuentran razones para vivir el presente, y mejorarlo. De lectura fácil, te capta desde el primer momento, y no se puede dejar de leer hasta llegar al final. Documentación impecable, fotos estupendas… en fin, una joyita bibliográfica que sobre la Alcarria se nos entra por los ojos y las entretelas.


martes, 23 de enero de 2018

El Mudéjar de Guadalajara

Antonio Miguel Trallero Sanz: Mudéjar, pervivencia del mudéjar y neomudéjar en la arquitectura de la ciudad de Guadalajara. Aache Ediciones. Guadalajara, 2017. 320 págs. Tamaño 21 x 30 cms. Encuadernación en rústica. ISBN: 978-84-92502-62-2. P.V.P.: 24 €.


Es este un libro que va a dejar huella. Se nota con solo tenerlo en la mano, y pasarle rápidamente las hojas. Porque la información que aporta es tan densa, tan sólida, y tan interesante, que cualquiera interesado en el tema del mudéjar en Guadalajara va a ser raptado de inmediato por tantas páginas y tantas imágenes (planos, estampas, fotografías, croquis, alzados…).

Nueve son las partes en las que el arquitecto Trallero, autor de este magno estudio de historia del arte, divide su libro. La primera es una obligada introducción para dar paso al segundo capítulo, dedicado al medio físico y urbano de la ciudad de Guadalajara. Continúa el tercero con la Arquitectura Religiosa de la Guadalajara medieval, en donde muestra numerosos ejemplos, en conjunto y en detalles, de ese estilo mudéjar que caracterizó de forma intensa la fisonomía artística y arquitectónica de la ciudad del Henares.

El cuarto capítulo está dedicado a la Arquitectura Civil y Militar de la ciudad de Guadalajara, con estudio de murallas, alcázar, palacios, conducciones de agua, puertas, etc. Luego el 5º aspecto está dedicado a la visión de la arquitectura de finales del siglo XV y el siglo XVI, y pasa ya a examinar ese aspecto hasta ahora no visto de forma académica que es la “Previvencia Mudéjar”, en un momento, largo y denso, indefinido y poco concretado, pero que Trallero conjunta y analiza con acierto.






La arquitectura neomudéjar es el séptimo capítulo, quizás el más amplio del libro, porque ese aspecto de nuestra ciudad, especialmente denso a finales del siglo XIX y principios del XX, en que se ejecuta el revival de lo mudéjar (sabiendo que es la esencia antigua del burgo) es el que más ejemplos aporta. El lector se mostrará sorprendido de éllo, aunque todos los edificios y detalles estudiados estuvieran ya en su cabeza. Aquí adquieren carácter de enciclopedia, muy ilustrada además.

El octavo capítulo son unas conclusiones, y el noveno ofrece al lector más especializado las fuentes usadas y la bibliografía manejada. Con este libro, se llena un hueco que la historiografía del arte en Guadalajara solo había llenado parcialmente. Antonio Trallero, con este inmenso trabajo (con el que ganó el Premio “Layna Serrano” (que concede la Excmª Diputación Provincial de Guadalajara) en 2016, entra por derecho propio en el capítulo de los más concienzudos estudiosos del patrimonio guadalajareño. Un libro que desde el momento mismo de su aparición se hace imprescindible para saber de esa Guadalajara tradicional, eterna, que siempre buscamos.








viernes, 22 de diciembre de 2017

Sorbitos de sol y sombra

Chelo Morales: "Sorbitos de sol y sombra. 1". Aache Ediciones. Guadalajara, 2017. Colección "Doña Cadima" nº 8. 110 páginas. ISBN 978-84-17022-44-0. PVP: 10 €.

Llega a nuestras manos un nuevo número de la Colección de poemarios Doña Cadima. Aquel nombre evocador de miradas silenciosas y expresiones escondidas: es el número 8 de esta que ha mantenido entre sus  títulos las cosas que escribieron en su día Pablo de Albercón, Jesús Aparicio, Carlos Doñamayor o Carmen Bris. Gentes de Guadalajara que han seguido, que siguen tras años de introspección permanente, escribiendo versos.
Ahora se ha lanzado al paseo de las letras Chelo Morales, docente y apasionada de la docencia, lectora y amante de las páginas cargadas de mensajes, poeta y atenta vigilante de cuanto pasa en su torno, de cuanto pasa por dentro de sí misma.
Ese aleteo introspectivo, y esa curiosidad vigorosa, ha puesto alas en las manos de la autora, y se ha desgranado, como en apuntes, y viene a dejarse beber, como en sorbitos, para que la sopresa permanente en que ha vivido quede plasmada en las letras que con amor y sensibilidad sumas ha fundido en versos.
Tiene su obra dos partes, porque es amplia, y suena en muchos registros. Pero un solo título para toda ella: “Sorbitos de sol y sombra”. Ahora el tomo primero, y quizás no tardando el segundo, para deleite de sus cosechados lectores. En esta entrega ya manifiesta su intención: dar en cortos poemas, en breves dictados, su visión de la vida. La muestra de su paulatino descubrir esencias, y el progresivo y depurado traducir de sus sentimientos en estos renglones que se saben versos, conjuntados en esos pérrafos que se deben aclamar como poemas.



Una introducción amistosa y certera de Virtudes Pardillo, define a la autora de este poemario como un permanente temblor que se afana en aprender y crear. Así es ella, además de alegre y amistosa: un canasto de impresiones y obsesiones románticas, que al fin tenía que lanzar la presión que le sobra de esta manera, construyendo calles sonoras, predicando discursos –en brevedad y armonía- en los que se derrama y expone.
La poesía intimista, que es la que pone en práctica Chelo Morales en esta primera entrega de “Sorbitos de sol y sombra”, supone un esfuerzo difícil de autoanálisis, una búsqueda casi dolorosa de las palabras que manifiesten cuanto se lleva dentro. Ella nos dice, poco a poco, su descubrimiento de las cosas: de la vida, del amor, del trabajo, de la familia, de los pájaros, de la gente que conoce y no conoce, de sí misma frente a un espejo.
Es de aplauso cómo lo hace: mirándose atenta, y buscando con pasión las palabras justas. ¿Un ejercicio de psicoanálisis? ¿Un desacato al tiempo que pasa inexorable? ¿Quizás una triste llamada a la sombra, lejana, de un amor que se diluye? Todas esas cosas, y muchas más, con fuerza y aleteo, son las que aparecen por las ciento diez páginas de este poemario, al que saludo con respeto, y con admiración. Un magnífico libro con el que se desvela una escritora de raza.

A.H.C.


martes, 19 de diciembre de 2017

Cuentos con moraleja, de Angel Las Navas

Angel Gabriel Las Navas Pagán: "Tras el ideal de una anhelada vocación". Colección "Letras Mayúsculas" nº 43. 120 páginas. ISBN 978-84-17022-40-2. P.V.P. 12 €.

El libro

El hecho de que la vida del autor de este libro, haya sido recta en formación y expresiones, lo que le ha permitido acumular muchas experiencias, y saberlas expresar desde muy joven, es lo que nos permite calificarle como un escritor de larga trayectoria y denso calado.
En esta ocasión se lanza al ruedo de las letras –una vez más…- con una colección de relatos, dichos con la sencilla expresión de un correcto castellano, y elaborados con la exactitud de un maestro: con su introducción, desarrollo del nudo, y solución final. En ninguno de ellos cabe un pero. Y en todos habrá de encontrar el lector su moraleja. Que aún siendo difícil, me atrevo a unificar en una sola, tomada de Cervantes nada menos: “Un buen corazón quebranta mala ventura”.
En estos cuentos, que campan a ras de suelo y habitan la memoria de otros días, surge por todas partes el amor. El autor, de fibra sensible, bien conoce sus flechas. Y por eso se las lanza a casi todos sus personajes. De los dos temas en que abundan estos relatos (los viajes accidentados, y el amor sin barreras) podrían derivarse aquellas palabras de Quevedo, cuando decía que “el amor es la última filosofía de la tierra y del cielo”. Porque los cuentos de Angel Gabriel Las Navas planean a todos los niveles: en avión, y en barco, pero también en los arrabales de las grandes ciudades.
Los cuentos de Las Navas Pagán están situados en el campo, en la ciudad, en las elegantes casas de una sociedad satisfecha, y en los humildes hogares de la gente trabajadora. En todo caso, sorprende la variedad de temas y la común trayectoria de sus personajes, que arrebatados en algún momento por la desgracia, siempre se imponen sobre la fatalidad. Y de su resultado, la vida auténtica, tratan estos cuentos, los que Angel Gabriel Las Navas ha cuidado en su forma, y en su fondo, y aquí se ofrecen, como un regalo.

El autor

Angel Gabriel Las Navas Pagán, nacido en Madrid, en 1927, ha sentido la llama de la producción literaria desde muy joven, empezando a colaborar en diversas publicaciones juveniles. Afición que se fue desarrollando con el tiempo, hasta convertirse en una intensa vocación.
Colaborador desde los años 60 del siglo XX en muy diversos periódicos, entre ellos los Jueves Culturales de “Arriba” y en los años 80 en el “Ya”. Además, desde 1975 colaboró en “El Informador” de México, y en la edición en castellano de “La Tribuna” de Nueva York.
Ganador de numerosos premios literarios y periodísticos, y autor de ensayos, narraciones, novelas, y libros de turismo. De todos ellos debe destacarse “Una doncella de Castilla”, relato histórico referido a la reina Isabel, y que ha sido muy leído y aplaudido.
La tarea literaria de Angel Gabriel Las Navas Pagán es muy larga y ampliamente reconocida. Tiene varias novelas publicadas, como “Virgen de Chamorro” y “Océano Atlántico”; una treintena de cuentos, de los que en este libro se publica una selección; dos guiones de cine, para “Singladura frente a la muerte” y “Una mujer entre sombras”; dos obras de teatro, “Rosamary” y “La casa de los guindos”, ambas en clave de humor. Y una obra de larga duración, “La dama del espejo”.

Las Navas Pagán cuenta además con una amplia muestra de libros publicados, entre los que destacan “Del amor y otros ensayos”, “Guadalajara a vuelapluma”, “La trascendencia de la tercera edad” junto a “Ortega y Gasset y los valores primordiales del hombre”, más su gran novela histórica “Una doncella de Castilla”, donde pone viva y entera la presencia real de Isabel, la primera monarca castellana.

sábado, 25 de noviembre de 2017

La edición del Persiles para coleccionistas

Miguel de Cervantes Saavedra: “Los trabajos de Persiles y Sigismunda. Historia Setentrional”. Edición del Centenario, para coleccionistas, manuscrita e ilustrada. Guadalajara-El Toboso, 2017. Editores AACHE Ediciones y La Casa de La Torre. 960 páginas, todas impresas a color. Tamaño 21 x 29,7 cms. Papel ahuesado, encuadernación en cartoné imitando piel con estampaciones en oro. 3,5 Kgs. de peso. ISBN 978-84-17022-33-4. Depósito Legal GU-404/2017. P.V.P. 200 €.

La novela “Los Trabajos de Persiles y Sigismunda” fue la última que escribió el genio de Miguel de Cervantes, y que él planteaba sin duda como la mejor y más contundente de sus obras de ficción. Acabada días antes de morir, no se vió publicada hasta unos meses después, en 1617. Cuantos estudiosos la han analizado convienen en calificarla de “novela bizantina” en la que las aventuras, los raptos, los naufragios, los viajes por tierras remotas, y los personajes heroicos se suceden sin descanso. Se trata, en última instancia, de un impresionante relato de viajes con unos personajes que rayan en el heroismo, cimentados en la fe y en el amor. Paisajes, puertos y ciudades de toda Europa se dan cita en esta obra. Que no llegó a ver impresa el autor. Y que posteriormente ha sido aplaudida a lo largo de los siglos.
Esta edición nace del proyecto conjunto de una amplia serie de cervantistas dirigidos por Isabel Fernández Morales, directora de “La Casa de la Torre” de El Toboso, y por Rachele Lo Piano, dibujante y diseñadora gráfica de Roma. Han reunido a 79 admiradores de Cervantes, copiando cada uno, de su puño y letra, los 79 capítulos de la obra. Muchos de ellos ha aportado sus dibujos, y Rachele Lo Piano ha añadido las portadas de los cuatro libros, y muchos otros detalles. El resultado es un libro único, del que solo se han impreso 100 ejemplares. Una pieza de deseo para coleccionistas de libros, admiradores de Cervantes y bibliófilos en general.
El libro fue presentado el 18 de noviembre de 2017 en el contexto del Congreso Internacional de Cervantistas celebrado en la Universidade Nova de Lisboa, y posteriormente en otros lugares de España (Argamasilla de Alba, Toledo y Quintanar de la Orden).

 
Cada uno de los libros que componen la obra
llevan dibujada una portada propia

Esta edición del Persiles, para coleccionistas,
tiene una magnífica facha,
y luce con fuerza propia en cualquier biblioteca.

Hasta la portada de la obra reproduce, dibujada a mano,
la de la primera edición de 1617.

Otro inicio de capítulo,
con alusiones a Lisboa, ciudad en la que
buena parte de la obra se desarrolla.

La editorial AACHE de Libros de Guadalajara y Castilla La Mancha
también ha colaborado en esta tarea, promoviendo su difusión
y llegada a los cervantistas y bibliotecas que desde
el primer momento se interesaron por la obra.